Ideas

4 maneras de disfrutar los Licores

Si algo nos llama la atención y nos emociona de los licores es la versatilidad que poseen y los diferentes usos que podemos darles.

Los licores son bebidas alcohólicas, normalmente dulces,  obtenidas por diferentes procesos, como por maceración, o infusión, y compuestas de frutas, hierbas, flores, especias o cremas, azúcar y alcohol. Derivan de las hierbas medicinales que generalmente elaboraban los monjes, en Italia desde el siglo XIII, según se tienen datos.

Su modo de uso ha ido variando, cambiando y ampliándose con el transcurrir de los años y el auge de la gastronomía y coctelería moderna.

22

Por tanto, en esta ocasión, nos referimos a 4 maneras en que puedes disfrutar los licores:

1. Como Aperitivos. 

Algunos licores, debido a sus propiedades y sabor, se acostumbra usarlos como aperitivo, antes de las comidas. Como una manera de estimular el apetito, e indicar al comensal que se dará inicio al almuerzo o cena. 

Se recomiendan licores con notas amargas, por ejemplo, el de naranja, y servirlos fríos, en un vaso tipo shot.


2. Como Digestivos. 

Comúnmente los licores suelen servirse como digestivos, luego de las comidas, antes o después del postre. Como una forma más bien, de amenizar la mesa al terminar el almuerzo o cena.  

Normalmente, se utilizan licores con notas dulces. Y se recomienda servir frío, en poca cantidad, en vasos tipos shots. En nuestro caso, nos encanta servir nuestro Licor de Carambola, bien frío, dado su sabor dulce con toques de especias. Constituye el complemento perfecto para dar por terminada una deliciosa comida. 


3. En Coctelería. 

Los licores tienen un amplio uso en la coctelería. Ya sea servirlos solos en un vaso corto con hielo, o utilizarlos como complementos o mezclas para elaborar deliciosos cócteles.

Constituyen un elemento ideal, y en muchos casos esencial, para balancear o resaltar sabores, ingredientes, que crearán el cóctel perfecto


4. En Gastronomía.

Los licores tienen un espacio especial en la gastronomía. Convirtiéndose en grandes aliados para preparar salsas, platos y postres.

Estos se usan como complementos y se integran maravillosamente con los ingredientes, además de que proporcionan a las preparaciones sabor, aroma y textura, dependiendo si son cremosos o ligeros.  Haciendo que platillos simples se conviertan en algo especial. 

Se pueden mezclar con los ingredientes líquidos de una receta, o para dar un toque de sabor sin reducir, podemos agregar unas gotas de licor a la preparación final, por ejemplo, en un helado, o crema pastelera. 

Nosotros hacemos una deliciosa y fácil reducción de vinagre balsámico y nuestro licor de chinola, para complemento de carnes o ensaladas. 

¿Cuéntanos, has usado los licores de alguna de estas formas? ¿Conoces otra manera diferente de utilizarlos? Queremos conocer tus experiencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *